Café Blasón®:
Una taza cargada de tradición.

UNA HERENCIA ANCESTRAL QUE RESPALDA NUESTRA PASIÓN POR LLEVAR A TU TAZA UN CAFÉ 100% MEXICANO Y ORGULLOSAMENTE OAXAQUEÑO.
En 1874, la familia Blasón® sembró la primera semilla. Y desde ese día, se comprometió con la calidad. La Finca Providencia en la Sierra sur de Oaxaca, ha sido testigo del esfuerzo de varias generaciones que día con día, grano con grano, demuestran su cariño por esta tierra.

En Blasón®, seguiremos cuidando con esmero nuestro legado para ofrecerte siempre un gran café de altura.

“Una taza de México” proveniente de las mejores tierras cafetaleras.

CADA UNA DE NUESTRAS FINCAS POSEE CUALIDADES ESPECIALES QUE OTORGAN A NUESTRAS VARIEDADES DE CAFÉ PERSONALIDADES Y CARACTERÍSTICAS INCONFUNDIBLES.

Tostado

Con nuestro tostado buscamos intensificar el sabor de cada taza. Esto a través de un sistema de aire caliente.

100% granos de Arábica

El origen de Blasón® viene de las grandes tierras cafetaleras. Un café cultivado en las regiones altas de Oaxaca, Chiapas y Veracruz a una altura entre los 800 y los 2000 metros sobre el nivel del mar.

Un sabor con tradición

Desde hace décadas hemos seleccionado cada grano para crear una experiencia de sabor y aroma única.

Orgánico

Sembrado y cosechado con inmenso cariño, meticuloso cuidado y gran compromiso con el medio ambiente.

Una taza de México

Cada taza de Blasón® va llena de pasión y tradición para los amantes del buen café.

PROCESO DEL CAFÉ

Año con año, seleccionamos y recolectamos a mano los mejores granos para llevar hasta tu taza un café de altura y gran calidad. Así inicia el proceso Blasón®. Decenas de familias recorren las tierras más nobles y hacen de la pisca un ritual lleno de orgullo y pasión por el café.
Pisca
Cada año, cuando las cerezas del café presentan un color rojo intenso, alcanzando su punto óptimo de maduración, familias enteras comparten toda su sabiduría transmitida de generación en generación y llegan a nuestras fincas para recolectar fruto por fruto , garantizando así las mejores notas de aroma y sabor en cada taza.
Beneficio Húmedo
Consiste en fermentar, despulpar, lavar y secar el grano con el objetivo de acentuar y mantener todos sus atributos sensoriales.
Fermentación
Su objetivo es encapsular los azúcares para potencializar los atributos sensoriales del grano.
Despulpado
Separar mecánicamente la pulpa o cáscara del grano de pergamino.
Lavado
El grano de pergamino es lavado con agua para eliminar el mucílago.
Secado
El grano de pergamino es secado lentamente a sol, sobre camas africanas para deshidratarlo hasta alcanzar el 12.5% de humedad.
Beneficio Seco
El proceso mediante el cual se desprende la cascarilla y se clasifica el grano por tamaño, peso y color.
    Evaluación Sensorial
    Consiste en evaluar y describir los atributos físicos y sensoriales de un lote de café, de manera cualitativa y cuantitativa, este análisis nos permite identificar el origen y el proceso por el cuál pasó el grano, así como los atributos que aportan calidad a cada una de las mezclas, para así definir qué destino tendrá dicho lote.
    Tostado
    Nuestra experiencia de generación a generación, nos ha enseñado a cuidar de cada grano para garantizar las mejores notas de sabor en nuestro café. Así, mediante el tostado con aire caliente, desarrollamos y conservamos los atributos sensoriales y definimos el perfil del café que se desea obtener de acuerdo a la intensidad del tueste.
    Molienda
    Pasado el tueste, inicia el proceso de molienda, que permite y garantiza extracciones definidas de acuerdo al tipo de preparación: molienda fina para bebidas intensas y molienda regular para café americano en filtros o métodos.
    Empaque
    El mayor enemigo del café es el oxígeno. Para que puedas disfrutar tu café como recién molido, nuestros empaques herméticos cuentan con una válvula unidireccional, garantizando que llegará a tu taza con su frescura intacta.